Descubrimos la receta del vino romano en Vallmora

¡Oh, oh! ⚠⚠⚠ Peligrooo… Hemos aprendido 📝 a hacer vino 🍷 tal y como lo hacían los romanos en Vallmora 🍇. Y es que… el que mejor se nos da a nosotros es el vino de batalla ⚔🛡, el que sale en grandes cantidades de las prensas que te vamos a enseñar, así que… no respondemos del resultado 🤭.

Hemos descubierto la receta del vino romano en Vallmora
¿Habrá vino detrás de esa puerta?

Antes de nada te vamos a contar 🗣 cómo conocimos Vallmora. Fue gracias al Sexto Aniversario de Barcelona Travel Bloggers al que nos invitaron nuestr@s amiguit@s de la asociación 😊 y en el que nos prepararon un montón de actividades súper chulas 🔝 para descubrir 🔎 la Costa del Maresme, como por ejemplo las leyendas de La Cisa en Premià de Dalt.

Como ya habrás adivinado 🤓, una de estas actividades fue la Visita al Centro Enoturístico y Arqueológico de Vallmora. Espera, espera, ¿una bodega y un centro arqueológico juntos? 🤔 Aquí hay algo que no cuadra ¿no? 🙄 Pues sí, es posible y si sigues leyendo descubrirás el motivo.

Una bodega y un yacimiento arqueológico unidos por el vino

En el año 1966 Luis Galera descubrió 🧐 el yacimiento arqueológico 🏺 de Vallmora, pero no se abriría hasta el año 2009. Hoy nos vamos a ir mucho más atrás en el tiempo 🕠, hasta el siglo I aC, y lo vamos a hacer acompañados de Paula 👧, que va a ser nuestra guía y nos va a descubrir todos los secretos 🤫 que guardan los restos de esta antigua bodega.

Comenzamos a investigar los secretos del vino romano

Igual ahora no te parece grande, pero esta bodega fue un gran centro de producción vitivinícola 🍇 de la Laietana romana, con actividad documentada 📜 entre los siglos I aC y V dC, alcanzando su máximo esplendor 😊 entre los siglos I y II, cuando dos personas estuvieron muy vinculadas a la bodega y cuyos nombres aparecen en este sello. A fecha de hoy es lo que equivaldría a la marca ® y procedencia 🚏 del vino.

Hemos descubierto la receta del vino romano en Vallmora
Es un sello, pero no de correos

El sello de Vallmora

En realidad este sello no es el original 😕, estás que nos iban a dejar tocarlo si así fuera 😝. Es una reproducción de un signaculum, un sello de plomo que servía para marcar los envases que trasportaban el vino.

Si te fijas bien 🔬 en la foto puedes leer dos nombres. Te los contamos por si no eres tan listo como nosotros 😇 y no has aprendido 🤓 a leer latín todavía.

En la parte superior ⬆ se lee Epitecti, y en la inferior ⬇ Clementis, Lucius Pedanius Clemens, que era el propietario de la bodega 🍇. Solo te vamos a contar que Epitecto es un nombre griego.

¡Halaaaa, qué curioso! 😮😮

Los romanos tenían una costumbre algo rara 😵, ponerle nombres griegos a sus esclavos ⛓.

¿Qué pasó para que el nombre del esclavo apareciera en el sello? 🙄 Eso nos lo guardamos. Para conocer su historia 📜 tendrás que ir hasta Vallmora, ¡no te lo vamos a contar todo, que sino no tiene gracia! 🤭

Descubriendo los secretos del vino romano de Vallmora

Lo que sí que te vamos a enseñar es el torcularium y las dos grandes prensas con las que hacían vino 🍷 los romanos, bueno, en realidad no son las originales, pero son las únicas reconstrucciones del país que nos permiten entender 🤓 cómo eran las prensas de vino hace 2.000 años, que se dice pronto.

Menos mal que no hay uvas tan amarillas como nosotros

Paula nos ha chivado 🗣 que cuando la bodega estuvo en todo su esplendor había ¡hasta cuatro prensas! 😲 Aquí también podrás ver cómo era el depósito para la recogida del mosto, y las dolias, que son grandes tinajas que servían para transformar el mosto en vino.

También verás el calcatorium, que es el espacio en el que pisaban las uvas 🍇, sí, sí, para sacar el mosto pisaban los racimos con los pies 👣, esperamos que se los hubieran lavado antes 👃 , porque sino…

Hemos descubierto la receta del vino romano en Vallmora
Con esta prensa se exprimían las uvas

¿Cómo conservaban el vino los romanos?

Paula nos ha enseñado que los romanos, para conservar el vino, lo mezclaban con otras cosas 🧐, porque antiguamente no existían los conservantes, y claro, con el calor 🌞… pues el vino digamos que se podía avinagrar un poquito 😕.

Para evitar ese sabor, una de las opciones era mezclarlo con frutas 🍉🍊🍎🍐. ¡Esta es la nuestra! ¡Vamos a patentar la receta de vino de bananas 🍌! ¡Yuhuuu! O bueno, igual si se lo inventaron los romanos ya no podemos patentarlo 🤔. También usaban plantas 🌿🌱 aromáticas como las que puedes ver en el jardín de la bodega.

Un poco antes de terminar la visita nos encontramos también con una pequeña necrópolis ☠. ¡No te preocupes que no son originales! Pero sí que se han colocado los cuerpos en la misma posición en la que se encontraron ⚰.

Le hablamos y no dice nada, ¿estará durmiendo?

Las ánforas romanas de Laietana

No podíamos terminar la visita sin conocer las ánforas romanas 🏺, Paula nos contó que cada una tenía una forma diferente en función del lugar en el que se realizaban 👌, y esta es la forma característica de las de laietana.

Aquí donde la ves tenía una capacidad para unos 25 o 30 litros de vino. Además eran de usar y tirar, nunca volvían a la bodega, ¡se quedaban en el destino! Nosotros nos hemos metido dentro para comprobarlo y casi no salimos 🤭.

Hemos descubierto la receta del vino romano en Vallmora
Probando las comodidades de la ánfora

Y después de la visita… no nos podíamos ir sin probar 🤤 uno de estos exquisitos vinos 🍷, ¡mira, mira todos los que tenemos detrás en la foto!

No te preocupes, que no nos vamos a beber todas

Paula nos ha invitado a probar el vino Marfil blanco clásico, que conserva la receta 📜 del año 1906. ¡Ya podemos decir que hemos probado un vino romano! Venga te contamos un secreto 🤫… si quieres probar un vino romano es más fácil de lo que crees, sus herederos son los vinos que ahora forman parte de la Denominación de Origen Alella.

Y ahora que ya te has quedado con las ganas 😊 de descubrir este yacimiento arqueológico te contamos cómo hacerlo.

¿Cómo llegar a Vallmora?

El Yacimiento Arqueológico de la Villa Romana de Vallmora se encuentra en el municipio de Teià, que como ya te hemos contado está situado en la comarca del Maresme. El principal acceso se realiza por la autopista 🛣 C-32, salida 86 (peaje 💰) o la salida 7, tomando la N-II y la carretera BV-5026.

Está abierto los fines de semana 📆 y la visita guiada es a las 12:00, al menos cuando hemos ido nosotros. También puedes visitarlo si eres un grupo, concertando una visita, porque se adaptan a las necesidades 👌 de los visitantes.

Además, también realizan actividades para sensibilizar a la gente y que conozcan los vinos 🍷 del territorio. Nuestro consejo 📝 es que antes de visitarlo les llames ☎ al 93 555 99 77 o les escribas al correo electrónico 📨 reserves@tanitdifusio.cat. También puedes consultar su página web 🌐.