Támara de Campos, una sorpresa palentina

En medio de la provincia de Palencia, en plena Tierra de Campos, cerca de la iglesia visigoda de San Juan de Baños, en Baños de Cerrato, rodeada de cereales 🌾 y palomares 🕊, se levanta imponente Támara de Campos. Una pequeña villa de 72 habitantes 🏘 (según el último censo), pero como decimos nosotros, el tamaño no importa 😲 y las mejores esencias se guardan en frascos pequeños 🤭 (sí, lo hemos copiado 😎). Esta localidad es un Conjunto Histórico Artístico de los que quitan el hipo sin necesidad de dar un susto 👻 ni beber al revés 🥤. ¿Quieres saber qué ver en Támara de Campos? ¡Adéntrate con nosotros en esta preciosa villa medieval! 🤠

Nada más llegar

Támara de Campos fue territorio fronterizo 🚧 durante varios siglos entre los reinos de Castilla y de León. Sorprende que en un espacio tan pequeño se junten tantos monumentos 🏛 y tanta historia 📜.

¡Halaaaa, qué curioso! 😮😮

¿Sabes que en esta localidad se unieron los reinos 👑 de Castilla y León? Sucedió en 1037 tras caer derrotado ⚔ Bermudo III, el rey de León, contra las tropas de Fernando I de Castilla, juntándose ambos reinos en la Paz de Támara 📜.

Nada más aparcar 🅿 el coche 🚗 vimos la Fuente del Caño ⛲, de estilo renacentista, un abrevadero para los animales 🐃🐄🐐🐑🐖.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

¿Es una piscina? ¡No, es un abrevadero!

Desde ahí pudimos observar la única puerta 🚪 que queda en pie. El arco nos invita a adentrarnos en esta villa medieval, además, si te fijas bien 👁 podrás ver el canal por donde descendía el rastrillo de hierro que cerraba el arco para que nadie pudiera colarse ⛔🤭.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

Puerta abierta… ¡Allá vamos!

Las murallas que se encuentran junto al arco son del siglo XI y fueron hechas principalmente 🛠 de mampostería y tapial. Tenemos que confesarte que hemos entrado por el arco sin llamar 😇, es lo que tiene no tener puerta. Ya estamos listos para pasear 🚶 por su casco urbano, de trazado medieval 🔝.

Nos adentramos en la villa medieval de Támara de Campos

Subiendo por la calle del caño llegamos a la plaza de San Hipólito el Real. Desde aquí la iglesia ⛪ te hace sentir más pequeño de lo que realmente eres 😲.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

¿Has visto que torre más alta?

En uno de los laterales de la plaza se encuentran dos placas conmemorativas. La situada en la parte superior hace referencia a la primera unión de los reinos de Castilla y de León. En la inferior se conmemora la figura de Sinesio Delgado, nacido en la villa, escritor ✒ y periodista 📝, fundador de la Sociedad General de Autores y Editores, lo que hoy en día conocemos como la SGAE.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

En Támara de Campos se forjó la primera unión de los reinos de Castilla y de León

La iglesia de San Hipólito el Real

Consta de 3 naves y cada una de estas, tiene una puerta 🚪. Nosotros entramos por la única que está abierta actualmente, la de la izquierda. Creemos 🙄 que nunca hemos estado en una iglesia con tales dimensiones, es como una catedral 😲.

¿No te parece curioso 🤨 que en una villa tan pequeña se localice una iglesia tan grande? Nos han contado que esta localidad tuvo el privilegio de contar con el Patronato Real 👑 durante los siglos XII y XIII. Alfonso XI fue quien impulsó su construcción en el año 1334.

Otro punto importante para entender la grandiosidad de esta iglesia es que en la zona, rica en cereal, había mucha riqueza en aquellos tiempos. Además, las grandes fortunas de la época solían realizar importantes donaciones particulares 💰💶.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

Admirando el interior de la iglesia

Tenemos ante nuestros ojos una iglesia gótica, de los siglos XIV y XV principalmente, aunque presenta reformas y añadidos posteriores 🏗. La nave central es más alargada que las 2 laterales, además de más alta. El coro 🎵🎶 merece una mención especial, ya que es una de las grandes joyas 💍 de la iglesia, así como el órgano.

En la nave de la derecha, en una de las capillas, nos encontramos con una pila bautismal enorme 😲 y perfectamente conservada, quizás uno de los máximos exponentes del gótico español 🔝🔝🔝.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

Oye… ¿Y tú estás bautizado?

Subimos al cerro de Támara de Campos

Después de recorrer cada rinconcito del interior de esta majestuosa iglesia ⛪ hemos decidido poner rumbo a unas escaleras que ya nos habían llamado la atención 😮 cuando nos acercamos a ver 👀 las placas conmemorativas de la plaza. Como cada vez viajamos más nos estamos poniendo en forma 💪🏋, y es que de alguna manera tenemos que compensar que nuestras piernas son como nuestro tamaño, chiquis 🤭.

Así que pasito a pasito, observando y admirando la puerta románica que nos espera más arriba, hemos llegado hasta la parte superior. ¡Prueba superada! 👏

Támara de Campos, una sorpresa palentina

¡El intensivo del gimnasio ha funcionado!

Hemos llegado a la iglesia del Castillo. Es del siglo XII y está situada en la cima del cerro ⛰. Antiguamente fue parte de un hospital de peregrinos 🏥 y actualmente se ha convertido en un museo etnográfico gracias a los objetos donados por los vecinos. En su interior se pueden observar diversos enseres populares como por ejemplo los viejos pupitres de la escuela.

También en las dependencias del antiguo hospital nos encontramos con el Ayuntamiento de la villa, un lugar privilegiado para llevar los asuntos de la localidad 😊.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

Buscando al alcalde en al Ayuntamiento

Nos ha sorprendido mucho 😮 la espadaña, que es enorme (en este pueblo todo es grande 🤭) y con huecos para 3 campanas 🔔.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

Lástima, no hay campanas para dar un concierto

Las vistas desde el cerro

Como estamos en lo alto del cerro ⛰, las vistas del exterior de la iglesia de San Hipólito el Real son dignas de admirar 😲. La torre herreriana con su correspondiente campanario sustituyó a la original, que era gótica. Al parecer se derrumbó a mediados del siglo XVI. Lo que podéis observar al lado de la torre es la casa del músico 🎵, a la cual se accede por un acceso en el coro alto.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

A veces escalamos para tener las mejores fotos

En este punto del cerro además de observar la grandiosidad de esta iglesia podemos recorrer varias bodegas 🍷🍷 que se construyeron aprovechando el terreno. Además hay una fuente ⛲ para refrescarse en días de calor 😅.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

Es tan grande que nos hemos agotado rodeándola

Más lugares chulos en Támara de Campos

Desde lo alto hemos visto 👁 una inscripción en una de las casas 🏡 y no hemos podido evitar acercarnos a cotillear 😇. ¡Nos hemos encontrado con la casa natal de Sinesio Delgado! Este escritor y periodista fue el fundador de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), y desde el año 2009 es una casa rural.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

En esta casa nació Sinesio Delgado

Támara de Campos llama a pasear por su bello trazado y caminando 🚶 te van sorprendiendo lugares de interés como la casa del Mayorazgo. Nos ha flipado su fachada en piedra de sillería con grandes ventanales y balcones 👌.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

Llegando a la casa del Mayorazgo

El monasterio de San Miguel o la casa del priorato también deberían formar parte de tu visita ⚠, así como las escuelaspero nosotros después de verlos desde el exterior hemos decido tocar el timbre 🛎 de una casa que nos ha llamado la atención, Villa Julia. Su estilo recuerda a la arquitectura de casas de indianos santanderinos o asturianos. Dentro están un par de amiguitos aburridos 😴, así que hemos decidido que tenemos que animarles un poco 😋⚽.

Támara de Campos, una sorpresa palentina

¿Nos abrís la puerta? ¡Tenemos una pelota para jugar!

Y con esto finalizamos la visita a esta preciosa villa 😍 de la provincia de Palencia, asombrados por todos los tesoros que esconde en un espacio tan pequeño. Y es que las cosas chiquis, como nosotros, ¡molan mucho! 😎