A la conquista del Castillo de Belmonte

En la ruta de los castillos del Marqués de Villena hemos descubierto 🔎 uno 🏰 que nos ha dejado completamente impresionados 😲: el Castillo de Belmonte.

A la conquista del Castillo de Belmonte
¡Flipa con el castillo que hemos encontrado!

Para que entiendas la importancia de este castillo tienes que saber que la villa de Belmonte fue cabeza del Marquesado de Villena 🏘 desde el año 1445 hasta el 1480. Pero no te creas que el marquesado era pequeño 🤭, ni mucho menos, iba desde el sur de la provincia de Madrid, pasaba por el sur de la provincia de Cuenca, seguía por la de Albacete y llegaba hasta Alicante y Murcia. Llegó a tener más de 60 villas 😲.

El castillo 🏰 está en pie gracias a que don Juan Pacheco lo mandó construir ⚒ en el siglo XIV, pero sobre todo gracias a la emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo, que fue emperatriz porque se casó con Napoleón III Bonaparte, ni más ni menos que el sobrino de Napoleón Bonaparte. Ella heredó este castillo de sus antepasados y decidió restaurarlo en 1857 de la mano del arquitecto 🛠 Sureda, que era seguidor del maestro Viollet Le Duc, un arquitecto francés de mucho renombre 🔝🔝🔝 .

A la conquista del Castillo de Belmonte
Entrando en el Castillo de Belmonte

Hoy en día el castillo se encuentra en perfecto estado de conservación 👌 gracias al esfuerzo de sus propietarios a lo largo de los siglos, y sobre todo a la última restauración llevada a cabo por la Casa Ducal de Peñaranda y Montijo, descendiente del Marqués de Villena y propietaria del castillo, apoyada por las instituciones públicas. ¿Te vienes a descubrirlo con MiniOnTour?

Entrando en el Castillo de Belmonte

En cuanto atraviesas la entrada 🚪 del Castillo de Belmonte llegas al Patio de Armas ⚔🛡, al que solo puedes acceder pasando por esta puerta de estilo gótico, que como ves está muy bien custodiada por un cañón.

A la conquista del Castillo de Belmonte
Si te portas mal… ¡cañonazo!

Una de las cosas que más nos llamó la atención 🤓 del Patio de Armas es este pozo tan chulo que está en una de sus esquinas. Este aljibe alberga un pozo excavado sobre la roca ⛰ de 40 metros de profundidad. Nos han contado que nunca le faltó el agua 💦 a lo largo de los siglos.

A la conquista del Castillo de Belmonte
¿Has visto que aljibe tan chulo?

Para tu información ℹ te diremos 🗣 que ¡estamos visitando un castillo declarado Monumento Nacional de interés histórico artístico y Bien de Interés Cultural en 1931!

¡Halaaaa, qué curioso! 😮😮

El Castillo de Belmonte tiene una característica que lo hace único: su planta en forma de estrella ⭐. Nos han dicho que solo se conoce otro castillo con un diseño parecido, el Castillo de Caerlaverock, en la frontera de Inglaterra con Escocia 😲.

Además, nos han chivado 🤫 que fue un castillo palaciego, es decir, que no solo tenía un uso militar 🗡, sino que se utilizó como residencia. ¡Ya nos gustaría a nosotros poder vivir en un sitio tan chulo! 😊

¿Tú crees que nos dejará pasar?

Seguramente no te hayas fijado bien 👀 en la foto porque el soldado cobra protagonismo, pero esta escalera por la que estamos a puntito de subir es una verdadera pasada 👌. La mandó construir la emperatriz Eugenia de Montijo en el siglo XIX, porque quería darle a la entrada un carácter majestuoso y vaya si lo consiguió 😲.

Alucinando con la escalera

Además es una escalera volada, lo que quiere decir que no tiene apoyos 😵. ¿No te parece impresionante que fueran capaces de construir una escalera así en esa época? Si lo que te acabamos de contar te flipa, fíjate ahora en la decoración del techo de la escalera, nosotros nos quedamos un buen rato embobados 😲 mirándolo.

Subimos a los aposentos

A la conquista del Castillo de Belmonte
Nos sentimos marqueses paseando por estos pasillos

Ya estamos en la primera planta del Castillo de Belmonte, todo es tan chulo 😍 que no sabemos dónde mirar 🤔, desde los techos a las molduras de las paredes. Desde aquí accedemos al Salón del Estrado. Cuando llegues, fíjate en su techo, que desde la entrada te parecerá ondulado pero en realidad es plano 😲.

Con lo que nos gusta caernos… este es un buen sitio

Otra de las estancias en las que no podrás dejar de mirar hacia arriba es en el Salón de Gobierno, que fundamentalmente se utilizaba para las recepciones oficiales 👑 o para la celebración de banquetes 🍽.

Con esta mesa tan grande… no sería un banquete, ¡sino un festín!

Desde aquí pasamos al Salón de Embajadores, en el que ya no sabrás hacia dónde mirar. Los alfeizares de sus ventanas son impresionantes. ¿Sabes cómo se llaman estos banquitos en los que estamos sentados? Cortejadores 👩‍❤️‍👨, ¿adivinas por qué? 🤭

¿Me acabas de guiñar un ojo?

Pero si este alfeizar te ha parecido chulo, espera a admirar el siguiente. El Bestiario 🐲, que dicen que es del maestro Juan Guas, no te dejará indiferente 😱. Es de estilo gótico flamígero, en el que entre otras figuras podrás ver al Ave Fénix. ¡Mira, mira bien! 👁

A la conquista del Castillo de Belmonte
Añadiendo 2 bestias más a El Bestiario

Y ahora mira hacia arriba, o bueno, hacia abajo, porque han colocado un espejo en el centro para que no te dejes el cuello 🤭 de tanto mirar hacia arriba. Nos han chivado 🗣 que este espacio, cuando estuvieron por aquí los monjes dominicos también se utilizó como capilla ⛪.

A la conquista del Castillo de Belmonte
Oye tú, que haces ahí abajo mirándome

Subimos a la segunda planta del Castillo de Belmonte

Nos vamos a la segunda planta del castillo. Pero antes hemos decidido probar este sofá 🛋 que nos estaba llamando, ¡este castillo es demasiado grande para nuestras patitas! Estamos un poquito cansados 😅.

No sabemos si le hemos caído bien al señor, nos mira raruno

En la planta de arriba podrás ver el Salón de la emperatriz, en el que los marqueses hacían su vida familiar y desde aquí puedes acceder al dormitorio señorial 🛏. Igual estamos un poquito pesados, pero no te vayas sin mirar su techumbre.

¿Por dónde estará la emperatriz?

Nos han dicho que la gente del pueblo asegura que lo ha visto girar, pero no estamos muy seguros de que pueda hacerlo 😵… En los tableros había unos cristalitos de colores incrustados y unas campanitas 🔔 de plata que colgaban, con lo que si de verdad giraba se vería un resplandor de luces acompañadas por un leve tintineo 🕺.

Seguimos subiendo, este castillo no acaba nunca

¡Nos vamos al Adarve! A pasear por las almenas del castillo 🏰 y seguir descubriendo 🧐 sus recovecos.

¡Alto! Somos soldados del Marqués… Santo y seña para pasar

Por si no te creías que este castillo tiene forma de estrella ⭐, tenemos una prueba, mira, mira, hemos descubierto 🔎 una de sus puntas.

Con una de las puntas de la estrella

Recorriendo estos espacios te sientes como un verdadero soldado de la época. Desde aquí arriba puedes vigilar 👀 todos los puntos posibles. ¡Las vistas son espectaculares!

En esa torre creo que nos podemos dar un homenaje de bananas

¡Ups! Parece que hemos hecho una de las nuestras 😇 y nos hemos perdido cositas en el Patio de Armas. Para volver nos vamos a meter por la Torre del Homenaje, tiene una escalera de caracol que nos lleva de nuevo al patio.

¿A dónde nos llevará esta puerta?

Otra vez para abajo

Iniciamos el descenso desde lo alto del castillo para volver al Patio de Armas, ¡que nos hemos saltado la armería! ⚔ y nos han dicho que aquí podemos encontrar alguna armadura para participar en las Jornadas Medievales que cada año se celebran en el Castillo de Belmonte en el mes de septiembre.

A la conquista del Castillo de Belmonte
¿Qué habrá aquí dentro?

Aunque viendo el tamaño de estos soldados… parece que lo tenemos difícil 😕.

¡Una competición del escondite inglés!

En este pequeño espacio ha pasado de todo, ha sido desde calabozo ⛓, hasta una capilla utilizada por los monjes dominicos en el siglo XIX. En la musealización del castillo decidieron ubicar aquí una recreación de cómo sería una armería en el siglo XV.

Y hasta aquí nuestro recorrido por el Castillo de Belmonte, pero antes, no hemos podido evitar hacer una pequeña trastada 😇…

Creo que tienes que empezar la operación bikini ya

Una de agradecimientos

Llegados a este punto te preguntarás 🙄 cómo hemos descubierto 🔎 tantas cosas. Venga, vamos a ser buenos y te diremos la verdad. Durante la visita al Castillo del Belmonte nos han acompañado dos guías de excepción, la directora comercial del Castillo, María José 👩 y la actual alcaldesa de Belmonte, Lourdes 👩, que se conoce el castillo y este precioso pueblecito que fue cabeza del Marquesado de Villena como la palma de su mano 🤚.

¿Habéis visto que superguías nos han descubierto los secretos del castillo?

Además, por si nos quedaba alguna duda nos han dejado este libro 📖 con el que te aseguramos que no nos hemos perdido ningún detalle 🤓. Eso sí, no te lo hemos contado todo que sino no tiene gracia 🤭.

A empollar… ¡Qué tenemos que sacar un 10 en el examen!

Como ya te hemos comentado pudimos visitar el castillo como parte de la ruta de los Castillos del Marqués de Villena a la que nos invitaron nuestros amiguitos de Recuerdos de mi Mochila 🎒. Si quieres saber qué otros castillos descubrimos 🤠 durante la ruta pincha aquí.

Un castillo adaptado a nuestros tiempos

El Castillo de Belmonte sigue teniendo vida en pleno siglo XXI. En sus dependencias ya no viven marqueses y a cambio ofrece un recorrido por la historia 📜 que empieza en el siglo XV y acaba en el XIX digno de conocer.

Además, también se puede alquilar para celebrar eventos y bodas. Nos han chivado 🗣 que ha sido escenario de importantes películas 📽 como “El Cid”, “Los señores del acero”, “Juana la Loca” o “El caballero don Quijote”. ¡Sofía Loren y Charlon Heston estuvieron rodando aquí! 😲

A la conquista del Castillo de Belmonte
En la próxima vendremos con armadura

También se realizan en torno al castillo recreaciones históricas y combates medievales 😲. El próximo es en el mes de septiembre. ¡Ya estamos buscando una armadura ⚔ de nuestro tamaño para poder participar! ¿Lo conseguiremos? 🙄