Conociendo a Man, el alemán de Camelle

Durante nuestra ruta por la Costa da Morte llegamos a un sitio mágico 🧙‍♂️ con una historia que nos tocó nuestros pequeños corazoncitos. Estamos en Camelle, un pueblecito de la Costa da Morte que de por sí tiene mucho encanto, pero la historia 📜 de una persona que se convirtió en toda una leyenda del lugar, hace que sea aún más especial. Te estamos hablando de Man, el alemán de Camelle.

Vamos a conocer a Man
¿Por qué en Camelle tienen las piedras estas formas tan raras?

Manfred Gnädinger, más conocido como Man, el alemán de Camelle, nació en Radolfzell en el año 1936 👶. Cuando tenía 25 años llegó hasta este rinconcito que llegaría a convertir en su paraíso particular, aunque no vivió aquí 🏠 desde el principio. Cuando llegó a Camelle le acogió la única familia que hablaba alemán en el pueblo, la de Xosé Baña y Eugenia Heim. Se enamoró de una profesora de inglés 👩‍🏫, pero su amor no fue correspondido y eso hizo que se encerrara en sí mismo y en el estudio del arte 👨‍🎨 y la naturaleza.

Cuando muere su amiga Eugenia, Man decide romper con todo. Los dueños de la casa en la que vivía le echan y gracias a los vecinos consiguió levantar esta caseta de 16 metros cuadrados en una parcela frente al mar, en la que viviría como un ermitaño desde el año 1972.

La casa de Man el alemán
En la casita de Man

Aquí pasaría Man el resto de sus días, en perfecta comunión con la naturaleza 👌. Sin luz 🕯, sin agua corriente 💧 y dando rienda a su imaginación, creando una verdadera obra de arte a su alrededor. Vivía de forma naturalista, con un taparrabos como única prenda de vestir fuera verano 🌞 o invierno 🌨. No queremos ni imaginarnos el frío que debía pasar en invierno 😕. Pero las vistas que tenía desde su nuevo hogar debían hacer que se le curaran todos los males 😊.

Un museo al aire libre

Aunque desde fuera pueda parecerte todo un personaje, extraño por su forma de vivir, los vecinos de Camelle le querían un montón 💙💛. De hecho seguramente consiguió sobrevivir gracias a ellos. Muchos se acercaban a saludarle 👋 y le daban comida 🥪, aunque él también cultivaba alimentos y comía algas procedentes del mar. Nos han contado que no aceptaba nada cocinado y no comía carne, porque no quería hacer daño a los animales.

Formas raras en la casa de Man en Camelle
¡Qué de formas raras!

Si te acercas a la que fue su casa 🏠, seguramente te llamen atención 😲 las esculturas que rodean todo el perímetro. Era la forma que Man tenía de expresar sus sentimientos, las hacía con las cosas que se iba encontrando 🔎 y que traían las mareas 🌊. Poco a poco se irían convirtiendo en todo un museo al aire libre, al que Man llamaba su jardín. Mucha gente viene hasta aquí solo para verlo 😊.

Conociendo a Man, el alemán de Camelle
Vaya jardín más raro tenía montado Man

Otro golpe en la vida de Man

Man, el alemán de Camelle, tenía las cosas muy claras 🤓. Se llevó otro varapalo cuando se construyó el espigón, que partió en dos su jardín. Luchó contra las excavadoras 🏗 pero nada pudo hacer 😢. Así que al final decidió integrarlo en su obra, por eso puedes ver algunas esculturas fuera del perímetro de su casa, a lo largo del espigón.

Alrededores de la casa de Man
Parece una torre para vigilar quien viene

Man, el alemán de Camelle, murió de pena por la tragedia del Prestige

Pero toda esta historia tan bonita tuvo un final muy triste 😢. Man murió de pena en el año 2002, cuando el naufragio del Prestige 🛳 tiñó toda su obra de negro. La visión de su obra cubierta por el petróleo causó en él una fuerte impresión y no pudo soportarlo 😟.

Además, nos hemos enterado de una cosa que nos ha enfadado mucho 😡. A la gente que venía a ver su museo Man le pedía 1 euro de entrada. A lo largo de los años consiguió reunir 120.000 euros 💰 que quiso donar al Ministerio de Cultura para que conservara su obra, pero el Ministerio no reclamó el dinero y se lo quedó Hacienda 🤬.

Casa de Man el alemán de Camelle
No podemos hacer mucho ruido, que Man está descansando dentro

Man siempre quiso descansar en su museo o en el mar, pero también tuvo que armarse de paciencia para que se cumpliera su último deseo. Cuando murió fue incinerado y sus restos fueron custodiados por el Concello. En 2012 hubo un acto en el que parecía que sus restos descansarían en su caseta 🏠, pero fue un acto simbólico 😕. Finalmente conseguiría su último deseo en el año 2017, tuvo que tener paciencia una vez más, pero ahora su alma puede descansar en paz en su casa, el lugar en el que siempre quiso estar 😊.

Si quieres conocer más detalles sobre la historia de Man, el alemán de Camelle, puedes hacerlo en el museo que demuestra que el pueblo no le olvida 😊. La escultura que puedes ver en la puerta la realizó el escultor Francisco Castro, y la hizo a tamaño natural 😮.

Escultura de Man, el alemán de Camelle
Hola Man, nos habría encantado conocerte

También puedes consultar esta web que se ha creado como homenaje a su figura. ¿Qué te ha parecido la historia de Man? 🙄 ¿Te ha sobrecogido tanto como a nosotros? Sin duda fue uno de los puntos de nuestra ruta por la Costa de la Muerte en Galicia que más nos llegó al corazón 😊.

MiniOnDescuentos

¿Quieres ahorrar un dinerillo 💰 en tus viajes? Seguro que sí, ¿verdad? 😊

Siempre que viajas 🚗🚃🚌🛫🚢 es recomendable tener un seguro de viajes por todo lo que pueda pasar: cancelaciones 👎, pérdida de equipajes 🧳, enfermedades 🤒, accidentes 🤕, etc. Hay un montón de cosas que nos pueden ocurrir. Para que viajes sin preocupaciones, te ofrecemos un 20% de descuento en tu seguro de viajes con INTERMUNDIAL. Solo tienes que hacer click en este enlace y ya lo tendrás aplicado 😎. O si lo prefieres, desde la propia web de INTERMUNDIAL usando el código MINIONTOUR al contratar tu seguro.

Código ético: contratando el seguro con nuestro código nos ayudas 😊 a seguir descubriéndote rincones chulos 😍 y enseñándotelos, ya que nos llevamos un porcentaje de la venta 👌. Si tienes cualquier duda, escríbenos 📝 desde la sección contacto.