Nos vamos de ruta por los Molinos del Xábrega

¿Te gustan los molinos? 🙄 Pero no los de viento con sus enormes aspas 😜, los de agua 💦. Sí amigui, los molinos de agua también tienen su encanto y hoy te vamos a descubrir unos muy, pero que muy chulos 😊. Nosotros nos los encontramos de casualidad y para que puedas disfrutarlos tú también hemos decidido que te llevamos de ruta por los Molinos del Xábrega 🎒. Ten cuidado, no los confundas con los Molinos de Barosa, que esos están en Pontevedra, jeje 🤭. Para que te sitúes te diremos que estamos en plena Ribeira Sacra gallega 🏞️, en la orilla que pertenece a la provincia de Lugo, desde la que puedes ver la ribeira de Orense, jeje 👀.

Nos vamos a descubrir los Molinos del Xábrega
¿Qué será esto que nos acabamos de encontrar?

Lo primero que tienes que saber es que estos molinos tienen varios nombres 🤓, en gallego son Os Muiños do Xábrega, en castellano los Molinos del Xábrega, pero también se les conoce como los Molinos del Chancís, Os Muiños do Chancís en gallego, porque muy cerquita de ellos hay un mirador que tiene ese nombre 👁️.

Además, esta ruta tiene premio 🏆, porque además de disfrutar de estos molinos tan chulos, puedes ver un castro, una cascada y dos de los famosos miradores de los Cañones del Sil 😲. De hecho, nosotros decidimos empezar la ruta desde uno de ellos, porque hay un aparcamiento para dejar el coche y nos pareció más fácil así 😊. Además, así primero subimos, y luego cuando estamos más cansaditos volvemos cuesta abajo, que se nota menos jeje 😇.

El Mirador dos Chancís

La ruta de los Molinos del río Xábrega está en Sober, y como te hemos dicho, nosotros la empezamos por el Mirador del Chancís 👀, o Mirador dos Chanchís en gallego. Tiene unas vistas muy chulas al Sil y está muy cerquita del embarcadero del mismo nombre 🚤. Si tienes ganas de subir la cuesta también puedes empezar la ruta desde el embarcadero 😜. Nosotros nos lo dejamos para el final y nos acercamos en coche 🚗, que ya estábamos un poquito cansados jeje 😓, así que te lo enseñamos más abajo jeje.

Alucinando con las vistas del Mirador dos Chancís
Cada mirador del Sil tiene su encanto especial

El Mirador dos Chancís está a unos 300 metros de altitud y las vistas al río Sil son muy chulas 😍. Aunque tenemos que confesarte que para hacer la foto hicimos un poco de trampa 🤭 y nos subimos a unos riscos que estaban cerquita del mirador 👁️, un poco más abajo. Los distinguirás porque tienen un arbolito solito encima de ellos 🌳. Eso sí, si subes ten cuidado, no te vayas a caer.

Después de disfrutar un ratito de las vistas del río Sil recorriendo las riberas decidimos volver al aparcamiento para conocer los molinos, que los descubrimos de casualidad desde la carretera de camino al mirador 🤓. ¿Te gustan los planes improvisados? A nosotros nos flipan jeje.

Empezamos la ruta por los Molinos del Xábrega

A unos 500 metros del Mirador dos Chancís nos encontramos con la señal que nos confirma que por aquí se empieza el camino 😊. No te preocupes porque está todo muy bien señalizado 📍, así que no tiene pérdida.

Empezamos la ruta por los Molinos del Xábrega
Parece que vamos en la dirección correcta

A partir de aquí solo tienes que buscar el curso del río y empezar a subir hasta que llegues a los molinos. La verdad es que la ruta es muy chula porque va por el medio del bosque 🌳, como a nosotros nos gusta jeje. Además, los arbolitos son tan majos que nos acompañaron durante todo el camino con su sombrita y nos ayudaron para que no nos diera una insolación porque el día nos salió caluroso 🌞, unos 32 grados 🌡️.

Sí amigui, ya te hemos contado en otros artículos que la Ribeira Sacra tiene clima Mediterráneo, así que si vienes en verano, prepárate para pasar calorcito por el día 🤭, pero por la noche refresca y se está genial jeje 😊.

Nos encanta perdernos por los bosques gallegos
¡Qué verdecito está todo!

La ruta de los molinos del Xábrega sigue el curso del arroyo de Xábrega 🏞️. Nos han contado que también se le conoce por otros nombres. ¡Alucina! Que son más de uno: Vales, A Boca, Camilo, Bouzas y Os Muíños 😵. Es un río cortito que forma un valle muy chulo a lo largo de su recorrido hasta llegar al Sil, en el que desemboca de una forma muy curiosa, que te enseñamos al final de la ruta 😜.

La curiosa historia de los Molinos del Xábrega

Los molinos que vamos a ver estaban abandonaditos 🏚️, hasta que un día, el Ayuntamiento de Sober decidió volver a llenarlos de vida 👏. Se dieron cuenta de que ya que no se iban a usar para trabajar, pero sí que podían recibir visitas de los turistas que buscan un plan diferente para el fin de semana 📆. Así que varios talleres de empleo del pueblo se pusieron manos a la obra para restaurarlos entre los años 2005 y el 2010 ⚒️.

Y es que aquí donde la ves 👀, hace años en esta zona se concentró gran parte de la industria artesanal del municipio de Sober. Aquí llegó a haber hasta 28 molinos harineros y 2 batanes 😮, aunque ahora solo se han podido recuperar 8 de ellos. El agua era el elemento indispensable para su funcionamiento 💦, compartida por todos los molinos.

Descubriendo los Molinos del Chancís o Molinos del Xábrega
Descansando del paseo

Los molinos que nos vamos encontrando a lo largo de la ruta de los Molinos de Chancís son muy diferentes, en función de las necesidades para las que se construyeron ⚒️. Para su construcción se adaptaron también a la forma que tiene el terreno. ¿Su objetivo? Conseguir el mayor rendimiento de la fuerza del agua 💧, que se utilizaba para moler el cereal o mazar el lino o moler la galena del vidrado de la cerámica y otras producciones que se realizaban en los batanes 🤓.

Como te hemos comentado había dos batanes, en los que la fuerza del agua movía una rueda que golpeaba una tela con unos mazos para realizar mantas y paños de mayor calidad 😊.

Estamos viendo molinos chulos a las orillas del Xábrega
Vamos de molino en molino

Y si funcionaban tan bien, ¿por qué dejaron de hacerle casito a los Molinos del Xábrega? 🙄 Pues resulta que cuando llegaron las máquinas fueron cayendo en desuso, hasta que acabaron cayendo en el abandono 😕.

¿Cuántos molinos hay en la ruta de los Molinos del Xábrega?

En la ruta de los Molinos del Xábrega había 28 molinos, y de ellos se han restaurado 8 🛠️. Si no sabías la respuesta a esta pregunta te toca releer el artículo, que ya te lo habíamos dicho. ¿Sabías que los molinos tienen nombre? 🤔 Sí amigui, nos han dicho que cada uno de ellos lleva el nombre de su antiguo propietario. Nos han chivado que alguno de ellos cambió de propietario con el tiempo, pero no cambiaron de nombre y se quedaron con el original.

Venga, que te los decimos todos, de carrerilla, jeje 🤭: Conde de Camilo, Os Nabás, los dos molinos Chucán do Couto, el molino de Ramiro da Boca, los dos de Nemesio da Boca y al final de la ruta, arriba del todo, nos encontramos con el molino del Roque de Arroxó. Si decides hacer la ruta al revés, este será el primero que te encuentres, jeje 😜.

La ruta tiene pasarelas de madera para hacerla más sencilla
Con uno de los molinos del Xábrega

Después verás los dos molinos de Nemesio da Boca. Uno de ellos tenía habilitada en su interior una estancia que el molinero utilizaba para descansar 💤.

Nos hemos encontrado con molinos muy chulos, los Molinos del Xábrega
¿Crees que podríamos ser molineros?

Los molinos que más nos gustaron

A nosotros uno de los que más nos gustó fue el Molino del Conde de Camilo. En su interior hay dos piedras de molino que funcionaban de forma simultánea 😮. Una de ellas se hizo con granito del país y la otra es del tipo denominado piedra de albar, una piedra más fina con la que se molía el trigo 🌾.

Posando con el molino de fondo
El agua te acompaña en casi toda la ruta

También nos parecieron curiosos los molinos de Chucán do Couto. En su restauración se consolidaron los muros, y en uno de ellos se construyó una plataforma para que puedas ver desde arriba cómo funcionaba el rodicio 👀, al que se le adaptó un generador eléctrico 🔌. Nos han chivado que este sitio se conocía como La Calzada, porque por aquí pasaba una calzada romana 😲. Si te fijas bien todavía puedes ver alguno de sus restos.

Verás que a lo largo de la ruta de los Molinos del Xábrega alguno de ellos conserva parte de su maquinaria. Las puertas están abiertas 🚪, solo tienes que asomarte a cotillear jeje 👀. Otra de las cosas que más nos gustó de la ruta es que puedes ver los canales y presas que hacían que el agua fuera cogiendo fuerza para poder trabajar con su energía 🔋. Mira qué chulo este canal 😍.

Los molinos estaban unidos por mini acueductos
Por este miniacueducto tendría que pasar agua…

El Molino de Ramiro da Boca está completamente restaurado ⚒️. En esta zona se pueden ver los canales por los que iba el agua. ¡Son como un miniacueducto! 😊

Te contamos cómo visitar los Molinos del Xábrega
Seguimos avanzando en la ruta

Una ruta para toda la familia

Los molinos de la ruta de los Molinos del Xábrega son el grupo más completo que se conservan en este paisaje 😲, y todo un ejemplo de arquitectura popular en la Ribeira Sacra 🏞️. Es una ruta perfecta para todas las edades. Son unos 2 kilómetros de ida y otros 2 de vuelta que se hacen por un caminito muy sencillo 🚶.

En los sitios más complicados hay unas barandillas de madera y unas plataformas que lo ponen todo fácil 👌. Así que la ruta de los Molinos del Xábrega es perfecta para toda la familia, y te permite disfrutar de unos paisajes muy chulos 🤩.

Recorriendo la ruta de los Molinos del Xábrega
¿Veremos algún animalito?

¡Ah! No te lo hemos dicho, pero te recomendamos que lleves calzado adecuado y agua para hacer la ruta. Como nosotros fuimos en verano no tuvimos problemas, pero si ha llovido, puede que el terreno sea un poco resbaladizo 😕. Lo mejor es que te lleves unas zapatillas impermeables jeje 👟.

La ruta de los Molinos del Xábrega es muy divertida, porque en algunos tramos tienes que cruzar el río por unas piedras jeje. Nos sentimos todos unos aventureros haciéndola 🤠.

En algunos puntos de la ruta hay que cruzar el río
Como nos resbalemos… ¡chapuzón asegurado!

Además, en algunos de los molinos puedes ver unos cartelitos con unos mensajitos tan chulos como este: «Estas paredes, restauradas con cariño por unas cuantas personas, son hoy una añoranza de la vida que en otra época llenaba este paisaje único. Le pedimos a todos aquellos que vengan a disfrutar de este paisaje que respeten y cuiden este sitio como si fuera propio».

Nosotros nos portamos muy bien y respetamos mucho el lugar 😇, porque queremos que la gente pueda seguir disfrutando de este espacio tan chulo 😊. Así que te pedimos que hagas lo mismo.

Poniendo nuestra mejor sonrisa para posar con los molinos
¿Cuántos molinos hay en la ruta?

Qué ver cerca de los Molinos del Xábrega

Como ya te hemos contado al inicio del artículo, cuando acabes la ruta puedes ver más cositas cerca de los Molinos del Xábrega 👌, sin tener que mover el coche del aparcamiento 🅿. Saliendo de los molinos, a unos 200 metros te encontrarás con un cartelito que te indicará que puedes llegar a otro sitio chulo 😜.

El Mirador del Xábrega

Si subes por la pista de tierra que sale a mano derecha acabarás llegando a otro de los miradores de la Ribeira Sacra que te permite disfrutar de las vistas a los cañones del Sil 👀. Es el Mirador del Xábrega o Mirador do Xábrega en gallego. Para llegar a él solo tienes que seguir las señales.

Buscando el Mirador del Xábrega
¿Miradoiro? Como somos muy obedientes, vamos a mirar

Una vez arriba llegarás a un promontorio en el que hay un murete de piedra con unas vistas al Sil que te quitarán el hipo 😲. Desde aquí arriba podemos ver también el embarcadero de Santo Estevo y el monasterio ⛪, que está en la otra orilla del río, en la parte de Orense.

Alucinando con las vistas del Mirador del Xábrega
¿Has visto la cara de felicidad que nos pone la Ribeira Sacra?

El paisaje desde aquí arriba es muy chulo 😍, porque además el mirador está rodeado de viñedos 🍇, lo que le da un aire todavía más especial 🔝.

El Castro del Xábrega

Junto al mirador nos encontramos con otra sorpresita 🎁: un poblado castrexo con ocupación romana. En él se pueden ver todavía varias viviendas, dos fosos, un almacén, una calle empedrada y parte de sus murallas 😲. Si nos conoces un poquito ya sabrás que nos lo recorrimos enterito jeje 😇.

Hemos encontrado un castro en medio del Mirador del Xábrega
¡Hemos encontrado un castro!

¿Sabías que la finalidad de este castro era la vigilar un antiguo paso que había en este lugar del valle? 🙄 Por lo visto por aquí pasaba antiguamente el Camiño Novo 🚶. Nos han dicho que todavía se conservan los pilares de un puente de este camino, pero que no se pueden ver porque están inundados. Se los comieron las aguas del Embalse de Santo Estevo 😮.

El Castro del Xábrega tiene unas vistas alucinantes
Aquí te encuentras con viñas en cualquier lado

Después de recorrer el castro continuamos con la ruta, que nos llevará de nuevo al Mirador dos Chancís. No pudimos evitar hacernos varias fotos antes de llegar 📸, que las vistas que teníamos merecían mucho la pena 😍.

Las vistas al Sil nos tienen enamoraditos
Seguimos avanzando hacia el Mirador dos Chancís

Antes de terminar la ruta y volver al aparcamiento nos quedamos un ratito mirando el Sil desde el Mirador dos Chancís, jeje 👀.

Hemos vuelto al Mirador dos Chancís para mirar un rato al Sil
Un sitio genial para desconectar y disfrutar del paisaje

Si te quieres tomar algo hay una terracita muy chula a los pies del mirador con unas vistas al Sil que te molarán un montón. Una pena que cuando fuimos nosotros estaba cerrada jope 😕.

Una sorpresa más, la cascada del Xábrega

Pero todavía no hemos acabado de descubrir cositas 🔎, que además de todo esto puedes ver una cascada 😊. Sí amigui, el río Xábrega desemboca en el Sil a través de un salto de agua muy chulo. ¿Nos acompañas a verlo? 👀 Venga, vente, que te chivamos dónde está 🤫.

Es muy fácil de encontrar, jeje, solo tienes que bajar hasta el embarcadero del que sale uno de los catamaranes a surcar el río Sil, jeje ⛵. Apunta el #MiniOnTip: nosotros aquí bajamos en coche 🚗. La subidita de vuelta al aparcamiento se las trae 🤭, luego no nos digas que no te avisamos 😇.

Cotilleando el embarcadero dos Chancís en la Ribeira Sacra
¡Otra vez sin bañador! Así no hay manera de meterse al agua…

Aparcamos al lado del embarcadero, bajamos por las escaleritas que llevan hasta él y mira qué chulada de cascada que nos encontramos a mano derecha 😍. Fue toda una sorpresa, porque la verdad es que no nos la esperábamos.

Alucinando con la Cascada del Xábrega
¿Sabes cómo llega el Xábrega al Sil? ¡En cascada!

Si quieres darte un bañito, en la zona del embarcadero hay algún huequecillo para dejar la toalla y pegarte un chapuzón 🏊. Nosotros estuvimos a punto, pero había gente y como no tenemos bañador… nos dio vergüenza que nos vieran desnuditos 😇, así que lo dejamos para otra ocasión.

¿Cómo llegar a la ruta de los Molinos del Xábrega?

La forma más fácil de llegar a la ruta de los Molinos del Xábrega es desde el municipio de Sober. Nosotros íbamos en nuestro cochecito siguiendo las indicaciones que salían a nuestro paso en las que ponía Cañones del Sil. Seguimos la carretera hasta que nos encontramos con un cartel que ponía Os Chancís 📍.

Y si has llegado hasta aquí… ¡No te vayas todavía! Porque la Ribeira Sacra tiene muchos más sitios chulos para ofrecerte 👌. Puedes seguir de ruta por los Miradores de los Cañones del Sil. Si te animas a cruzar a la parte de Orense te recomendamos que no te pierdas el Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil o el Monasterio de Santa Cristina, que son una chulada.

MiniOnDescuentos

¿Quieres ahorrar un dinerillo 💰 en tus viajes? Seguro que sí, ¿verdad? 😊 Solo tienes que pinchar en estos enlaces 👇​:

🛌 Reserva tu hotel con descuentos de hasta el 15%, pinchando aquí​.

🧳​ 20% de descuento con Intermundial en tu seguro de viajes, pinchando aquí o introduciendo el código MINIONTOUR al contratar tu seguro desde su página web​.

Código ético

Usando nuestros MiniOnDescuentos nos ayudas a seguir descubriéndote rincones chulos 😍, ya que a ti te saldrá más barato y nosotros nos llevamos un porcentaje de la venta 👌. Si tienes cualquier duda, escríbenos desde la sección contacto 📝.