Las ruinas de San Tirso: una ermita y un castro en la costa de Xove

No es la primera vez que te contamos que Galicia está llena de rincones preciosos y bañados de leyendas 📜. Hoy te llevamos a conocer uno de ellos, nos vamos hasta las ruinas de San Tirso 🏚️, donde además, nos esperan unas vistas de la costa de esas que quitan el hipo 😮.

Las ruinas de San Tirso son una chulada
Aquí cuando llueve tienes que tener paraguas para no mojarte

Para conocer las ruinas de San Tirso pusimos nuestro cochecito rumbo a la costa de Lugo 🌊. Están en medio de un acantilado, en la parroquia de Portocelo 📍, que pertenece al municipio de Xove en la Mariña Lucense. Una zona que si todavía no conoces, te recomendamos que saques un huequecito en tu agenda viajera para perderte por ella 🔝.

Un lugar con mucha historia

Aquí dónde nos ves, seguramente estamos ante uno de los testimonios más antiguos del municipio de Xove. Las ruinas de San Tirso están situadas al borde del mar y te aseguramos que es un sitio con mucho encanto 😍. Estamos en la Punta de Mechiluíde y por lo que nos han contado aquí hay un asentamiento castreño prehistórico, del 1.200 a. C. 😲. Se cree que era un recinto único con una planta en forma de almendra 🤓.

Aunque te parezcan cuatro paredes estas ruinas tienen mucha historia
Estamos investigando las ruinas de San Tirso

De hecho, si miras hacia el acantilado del lateral sur puedes ver parte de un muro que se cree que corresponde con alguna estructura del castro, por su ubicación 👀. Como hay acantilados muy altos en las zonas norte, este y sur, la defensa del poblado estaba asegurada ⚔️, solo tuvieron que construir una defensa por su lado oeste.

Si te fijas bien todavía se aprecian los restos de dos murallas en el lado sudoeste del castro y uno de sus fosos.

El yacimiento de San Tirso de Portocelo en Xove
Las vistas desde aquí son una pasada

Pero este lugar todavía tienen cositas que contarnos. En octubre del 2020 se realizaron excavaciones arqueológicas en el Yacimiento de San Tirso y se encontraron con sorpresitas ⛏️. Entre los elementos que aparecieron destaca una cuenta de collar de pasta vitria oculada 📿, que se cree que llegó hasta aquí a través del comercio o la importación, ya que no suele haber muchas como estas en los castros.

También encontraron numerosos restos de cerámica que se atribuyen a la Edad del Hierro ⚱️. Además, apareció una necrópolis altomedieval con cinco tumbas en su interior y varias estructuras habitacionales de época galaicorromana ☠️. En la segunda cata que realizaron en el yacimiento aparecieron dos viviendas del castro en un excelente estado de conservación. También dieron con un molino de mano y restos de cerámica de una calidad extraordinaria. Nos han chivado que cuando acaben de estudiar las piezas que han aparecido en el Yacimiento de San Tirso de Portocelo 🔎, las llevarán al Castro de Viladonga para su conservación 👌.

Entramos en las ruinas de la Ermita de San Tirso

Después de rodear el exterior de la ermita y conocer un poquito más la historia de este lugar, vamos a cotillear las ruinas de la Ermita de San Tirso 😇. Como está todo abierto pudimos recorrer todos sus rinconcitos y meternos por todos sus espacios. ¡Cómo nos gusta corretear por sitios nuevos!

Las ruinas de la Ermita de San Tirso es uno de los sitios que ver en la Mariña Lucense
Nos encanta encontrar las puertas abiertas

Las ruinas que puedes ver actualmente corresponden a la antigua Ermita de San Tirso ⛪. Se cree que es de origen prerrománico y que este lugar se cristianizó en el siglo VIII 🙏.

La fundación del Monasterio de San Tirso

¿Un monasterio aquí arriba? Sí amigui, ahora te contamos cómo lo fundaron. Resulta que un diácono portugués, que se llamaba Rodrigo de Coímbra 🧑, habría llegado hasta aquí en el siglo VIII huyendo de la invasión islámica. Este señor fundó, ni más ni menos, tres iglesias en las que se fundaron tres monasterios dúplices: San Juan Bautista de Celeiro, San Esteban de Sumoas y San Tirso de Portocelo. Esto se sabe porque lo dejó escrito en su testamento 🤓. Pero ojito, que como curiosidad te contamos que los tres monasterios formaban en el mapa un triángulo escaleno 📐.

La intención de Rodrigo de Coímbra era extender el culto cristiano y conseguir asegurar los territorios reconquistados a los musulmanes por los reyes asturianos 😊.

Minions en las ruinas de la Ermita de San Tirso en Xove
¿Ves eso azul al fondo? ¡Es el mar!

Según algunos documentos que se conservan en el archivo mindoniense se sabe que San Tirso seguía funcionando como monasterio en el año 1156. En algún momento el convento se abandonó, aunque todavía no se conocen los motivos, pero parte de su estructura se mantuvo como lugar de culto hasta el año 1929, cuando se construyó la actual Iglesia de San Tirso en Vilachá 🏗️.

La Ermita de San Tirso era de una sola nave y se dividía en cuatro tramos: la cabecera de planta cuadrangular, el transepto, la nave y el pórtico de entrada. Hoy en día solo quedan en pie las ruinas de la capilla de San Tirso, levantada sobre los restos del convento en el siglo XVII. Se aprecian las paredes de la capilla, del cementerio y de las murallas defensivas del castro 👁️.

Las leyendas de las ruinas de San Tirso

Un sitio tan chulo como este y estando en tierra de meigas tenía que tener leyenda, ¿no crees? 😇 ¡Pues por supuesto! Según cuenta la leyenda… el propio San Tirso habría llegado hasta estos acantilados en barca ⛵, bajó de ella y dejó sus huellas en las rocas 👣. Otros cuentan que la barca realmente llegó hasta aquí pero con sus restos descuartizados 😮.

Sea como fuere, la leyenda asegura que la embarcación encalló y se convirtió en piedra, así que le pusieron el nombre de «el arca de San Tirso». Dicen que todavía se puede ver entre las rocas cuando baja la marea 🌊. También cuentan que se pueden ver las huellas del santo en las piedras. Nosotros las estuvimos buscando desde lo alto, pero lo cierto es que no las encontramos 😕.

Este rinconcito de Xove nos ha gustado mucho
Eso del fondo parece un islote, ¿no crees?

También nos han contado otra versión de los hechos 😜. Según esta, por lo visto, el que venía en la barca no era San Tirso, sino un marqués que vivía en la isla de Sarón y que tenía como costumbre acercarse hasta la ermita a rezar. Pues dicen que un día pasó tanto tiempo rezando, que cuando volvió a la barca se había convertido en piedra 🤭.

Las vistas desde esta ermita son una pasada

Otra de las cosas que más nos cautivaron de este lugar son las vistas de la costa de Xove que hay desde aquí arriba 😍. Pudimos ver Portocelo y hasta la isla de Sarón, también conocido como el islote de Ansarón, que es uno de las más grandes de la costa de Lugo 🔝. Sí amigui, es esa islita tan mona que puedes ver detrás de nosotros en la foto 😊.

Las vistas de la costa son muy chulas
2 Minions, la costa y un islote

¿No te parece que las vistas desde aquí son una chulada? 🤩 Ya solo por eso merece la pena que te acerques hasta las ruinas de San Tirso. La punta que hay delante del islote también tiene nombre, después de hablar un ratito con ella a gritos aprovechando la dirección del viento nos confesó que se llama Punta Arxente.

¿Cómo llegar a las ruinas de San Tirso?

Como te hemos comentado las ruinas de San Tirso están en el municipio de Xove, así lo que mejor para llegar es que vayas al pueblo de Xove y después te dirijas hacia Portocelo por la carretera LU-P-2607 y continúes hacia Vilachá, unos tres kilómetros más 🚗. Después te encontrarás un indicador en el que pone Iglesia de Vilachá ⛪, ahí tienes que girar a la izquierda y unos 20 metros más adelante girar a la derecha ↪️. A unos metros ya verás asomar de frente las ruinas de San Tirso 👀.

Si tienes ganas de dar un paseíto también puedes llegar hasta las ruinas de San Tirso haciendo una ruta de senderismo que sale desde Punta Roncadoira 🥾. También puedes llegar en coche hasta las ruinas de San Tirso desde el Faro de Punta Roncadoira 💡, lo único que tienes que hacer es seguir la carretera al faro hasta que te cruces con la LU-P-2607 y luego seguir las indicaciones que te hemos dado como si vineras desde Xove 👌.

¿Qué ver cerca de las ruinas de San Tirso?

Las ruinas de San Tirso es una de las paradas del Camino Natural de la Ruta del Cantábrico que te lleva por varios sitios de la costa de Lugo aprovechando senderos naturales 🌄. En total son 150 kilómetros divididos en 7 etapas y 3 ramales que se pueden hacer a pie o en bicicleta 🚲.

Nosotros descubrimos este sitio tan mágico durante una ruta por la costa de Lugo en la que conocimos un montón de sitios chulos 🔝. Te adelantamos que si estás por aquí, además de disfrutar del sol y el mar en alguna de las playas de la costa 🏖️, merece la pena que te acerques hasta el pueblecito de San Cibrao o que te pierdas por las calles de Viveiro.

Desde aquí arriba vemos todo Viveiro
Esta zona nos flipa

Si te apetece un plan más de naturaleza y vistas te recomendamos la Ruta del Fuciño do Porco 🐷. Otra de las cosas que puedes hacer por la zona es una visita a la antigua fábrica de Sargadelos, a nosotros nos sorprendió un montón conocerla.

MiniOnDescuentos

¿Quieres ahorrar un dinerillo 💰 en tus viajes? Seguro que sí, ¿verdad? 😊 Solo tienes que pinchar en estos enlaces 👇​:

🛌 Reserva tu hotel con descuentos de hasta el 15%, pinchando aquí​.

🧳​ 20% de descuento con Intermundial en tu seguro de viajes, pinchando aquí o introduciendo el código MINIONTOUR al contratar tu seguro desde su página web​.

Código ético

Usando nuestros MiniOnDescuentos nos ayudas a seguir descubriéndote rincones chulos 😍, ya que a ti te saldrá más barato y nosotros nos llevamos un porcentaje de la venta 👌. Si tienes cualquier duda, escríbenos desde la sección contacto 📝.