Castro Candaz, el misterioso castro que a veces se deja ver en la Ribeira Sacra

En nuestra ruta de hoy te vamos a llevar a uno de nuestros sitios favoritos 😍. Si nos sigues hace tiempo ya sabrás que estamos enamoraditos de la Ribeira Sacra gallega 😊, un lugar que tiene un montón de rinconcitos mágicos y que nunca deja de sorprendernos 😲. En una de nuestras escapadas a Galicia descubrimos que en esta zona se encuentra la Atlántida Gallega, al menos así es conocido un sitio muy especial: Castro Candaz, un castro que, a veces, se deja ver jeje 🤭.

Los Minions de visita a Castro Candaz
¿Es una roca? ¿Una isla? No amigui, ¡es Castro Candaz!

Descubriendo Castro Candaz

¿Te acuerdas de cuando te hablamos del pueblo de Belesar? 🙄 La construcción de su embalse se llevó cosas por delante, como Portomarín, un pueblecito muy chulo al que se tragó el Miño 😢. Pues lo mismo pasó con un castro. Sí amigui, debajo del río hay un castro que cuando las aguas del Miño bajan lo suficiente se asoma y se deja ver 👁️. Y si bajan mucho mucho, hasta puedes llegar a entrar y pasear por él 😮.

Castro Candaz, también conocido como la Gran Casa de Galicia, está muy cerquita de Chantada 📍, en la parroquia de Santa Eulalia de Pedrafita y te vamos a contar cómo puedes ver esta maravilla, cuando el río te deja jeje 😊.

Empezamos nuestra ruta hacia el Castro de Candaz

Lo primero que tienes que saber es que no puedes llegar hasta Castro Candaz con tu coche. De hecho, lo mejor es dejarlo en una de las aldeas que hay antes de llegar al castro 🅿. Nosotros decidimos aparcar nuestro cochecito en la aldea de Xillán porque no nos gusta meternos con él por caminitos de gravilla 😜, pero si quieres se puede dejar un poco más adelante, no te preocupes que te diremos el sitio exacto del que consideramos que no deberías pasar ⛔.

Pero las cosas chulas empiezan antes incluso de llegar a la aldea de Xillán, así que si te apetece caminar un poquito te recomendamos que dejes el coche antes todavía 😇, o por lo menos que te pares a ver lo que te vas encontrando durante el camino. En realidad la ruta hacia Castro Candaz empieza en el lugar de Paracostoira 🚶, donde, según dicen algunos documentos, existió hace tiempo un priorato que dependía del Monasterio de Oseira ⛪.

Un poquito más adelante, nos encontramos con un cruce de caminos en el que nos sorprendió este crucero tan chulo 😍.

Acabamos de empezar la ruta y ya hemos visto un crucero
Oye, estamos buscando un crucero, ¿lo has visto?

Todavía no conseguimos acostumbrarnos a ver cruceros tan chulos en aldeítas por las que parece que no ha pasado el tiempo ⌚. Cuando nos los encontramos nuestra imaginación se va inmediatamente al pasado y no podemos evitar pensar en qué cosas podrían haber pasado en este lugar 💭. No nos dirás que el crucero no es chulo 🤩. Es de granito y en la cima puedes ver la imagen de Cristo crucificado por un lado, y de la Dolorosa por el otro.

La Casa Grande de Sobrado

Justo al ladito del crucero hay una señal que nos indica el camino por el que tenemos que seguir ➡️. Pero no le hicimos casito, bueno, por lo menos momentáneamente 😇. Es que si vas por el camino de la izquierda ⬅️, a unos 200 metros del crucero llegas a la aldea de Sobrado, en la que nos encontramos con una casa muy chula: la Casa Grande de Sobrado. Por lo que hemos podido leer la fundó en el siglo XVI Pedro de Sobrado O Vello ⚒️. La verdad es que la casa es una cucada aunque no se puede visitar 😕. Tiene tres cuerpos, el de la torre, el intermedio con una puerta de arco de medio punto y el del corredor, que tiene una escalera de acceso a la planta alta 🤓.

Ahora sí volvemos al cruce y decidimos hacer caso a la señal jeje 😜. Seguimos nuestro camino hacia la aldea de Mosterio, que está a medio kilómetro del crucero.

Seguimos las indicaciones para no perdernos
Menos mal que las señales nos ayudan a llegar a los sitios

La Iglesia de Santa Baia de Pedrafita de Mosteiro

Nada más llegar a Mosteiro nos recibe su iglesia parroquial ⛪. Se trata de una iglesia rural, pero a nosotros estas iglesias nos parecen muy cuquis 🤩.

Hemos llegado a la Iglesia de Mosteiro
De camino al castro hemos parado en Mosteiro

La Iglesia de Santa Baia de Pedrafita fue reedificada en el siglo XIX y se cree que pudo formar parte de un monasterio que habría habido en este lugar. ¡Qué de historia que esconden estos pequeños pueblecitos! 📜

En la ruta al Castro de Candaz nos encontramos con una casa rectoral
Pazo parece, casa rectoral es

Justo al ladito de la iglesia hay un edificio que nos llamó mucho la atención 😮. Primero pensamos que igual era un pazo, pero luego descubrimos que es una casa rectoral, por eso está tan pegadita a la iglesia jeje 😜.

Continuamos la ruta desde la aldea de Xillán

Seguimos por el camino un kilómetro más y llegamos a la aldea de Xillán, o Sillán en castellano. Aquí es donde te hemos dicho que nosotros decidimos dejar el coche 🅿, pero si quieres caminar menos puedes seguir un poco más. Eso sí, que conste que nosotros no lo haríamos jeje 🤭.

Paseando por la aldea de Xillán en la comarca de Chantada
Nos encantan estas aldeas gallegas

Atravesamos la aldea de Xillán y seguimos nuestro camino hacia Castro Candaz 🚶. Casi al final del pueblecito llegamos a esta especie de cruce. Lo distinguirás porque tiene un hórreo y a la derecha un pazo muy chulo 🏘️.

Minions en San Xillán
¿Escalar el hórreo o ir a Castro Candaz? ¡Vaya dilema!

Este es el punto del que te hablábamos antes. Nosotros te aconsejamos que si no has dejado el coche en la entrada del pueblo y has decidido pasar, no sigas adelante ⛔. El camino que empieza ahora se usa para acceder a los viñedos de esta zona de la ribera del Miño 🍇. ¡Y la verdad es que es bastante estrecho! Para nosotros que dos coches no se cruzan 😵. Además, cerca del castro tampoco hay sitio para aparcar o dar la vuelta. Así que haznos casito, deja aquí tu cochecito y disfruta de las vistas dando un paseíto hacia el castro 🚶. Justo a la vuelta verás una casa de lo más chula 😍, es el Pazo da Portada.

En San Xillán hay un pazo muy chulo
Este sí que es un pazo

Paseando entre los viñedos de la Ribeira Sacra

Otra de las cosas que más nos gustó de hacer este caminito es que íbamos entre viñedos 😊. Los viñedos de la Ribeira Sacra son muy chulos, y en otoño, con los colores de las hojas 🍂, tienen un encanto aún más especial jeje. Si no conoces la zona seguramente te preguntarás cómo harán la vendimia aquí, porque no hay espacio para meter máquinas 🤔. La vendimia de la Ribeira Sacra es muy especial amigui, de hecho tiene hasta un nombre propio, la viticultura heroica 💪, porque todo, todo, todo se hace a mano 😮, con el esfuerzo de los que trabajan estas viñas 🍇.

Posando con los viñedos de la Ribeira Sacra en nuestra ruta hacia Castro Candaz
Lluvia de colores: rojo, amarillo, verde, marrón y gris

¿Has visto qué preciosidad de colores? 🤩 La verdad es que la ruta hacia Castro Candaz nos está encantando por los paisajes que nos deja jeje. Mira la foto que nos hicimos desde una bodeguita 🍷.

Disfrutando del paisaje hacia Castro Candaz
¿Seremos capaces de encontrar el castro?

Un poco más abajo, siempre y cuando las aguas lo permitan, empezarás a ver Castro Candaz 👀.

¿Dónde está el camino que lleva a Castro Candaz?

Nosotros hemos descubierto dos caminos para bajar hasta el embalse y poder acercarte hasta Castro Candaz 👁️, si el nivel de las aguas lo permite 😜. Y si no, por lo menos podrás verlo más cerca y hacerte selfis molones para fardar en Instagram 😎.

El camino para bajar a Castro Candaz que puedes usar en agosto de 2021

Este caminito que sale a mano derecha desde el camino principal que veníamos siguiendo desde la aldea de Xillán, nos parece la mejor opción para bajar actualmente hasta Castro Candaz 👌. Lo distinguirás porque está justo cuando termina la bajada del camino de los viñedos 🍇. De hecho se abre un poquito, formando una especie de placita.

Este que sale a la derecha es el caminito por el que tienes que bajar para ver Castro Candaz
¿Izquierda? ¿Derecha?

El camino acaba en el acceso que te llevará directito hasta Castro Candaz, si el nivel de las aguas está lo suficientemente bajo 💦. Si no, como te decíamos, lo podrás ver más cerca que desde arriba 😊. Esta foto la hicimos hace unos días, cuando el embalse de Belesar estaba al 30% de su capacidad. ¿No te parece una chulada? 😍

Hemos vuelto para ver Castro Candaz más de cerca
¿Cuándo podremos pasar a Castro Candaz?

Después de mirar un ratito el castro nos pusimos a cotillear otras paredes de piedra que nos encontramos al ladito del camino 👀. No tenemos muy claro si serán muros de casas antiguas o de los viñedos que había por aquí abajo antes de que se los tragara el agua del Miño 😕.

Estamos cotilleando los alrededores de Castro Candaz
Estas piedras se pasan parte del año debajo del agua

Una vez cotilleado todo lo que pudimos ver, volvimos sobre nuestros pasos por el mismo caminito. Nos sorprendió un montón comprobar lo mucho que había bajado el nivel del agua 😲. Fíjate en la foto y lo podrás ver también. ¿Ves los viñedos del fondo? Pues toda la parte que se ve con los restos de muros de antiguos viñedos suele estar cubierta cuando el embalse de Belesar está a pleno rendimiento 🔋.

Paseando por los caminos de piedras que suele ocultar el embalse
¡Pues sí que hay poca agua!

Otro camino para bajar a Castro Candaz que a veces no funciona

La primera vez que visitamos Castro Candaz nos metimos por otro caminito que te encontrarás un poco más adelante del que te acabamos de hablar. Eso sí, hace poco volvimos a Castro Candaz y esta vez no estaba para nada transitable 😕. No habían limpiado la maleza y algunos de los árboles que podían ayudarte para no matarte bajando se habían caído 🍂, así que por ahora creemos que no es la mejor opción para bajar hasta Castro Candaz, pero hemos decidido mantenerlo en el blog por si cuando vas lo han limpiado y está más accesible 👌.

Eso sí, tienes que prestar atención 🤓, porque si te lo pasas y lo dejas a tu espalda te habrás perdido el caminito que sale a mano derecha y que te lleva hasta el castro 😝. Sí, te lo decimos por experiencia, nosotros nos lo pasamos y nos tocó volver jeje 😇.

Justo en este punto a la derecha es de donde sale el caminito que lleva al castro
¡Hala qué curioso! ¡Un pino resinoso!

Te contamos un #MiniOnTip para que no te saltes el camino. Fíjate bien en el arbolito que está en la foto a nuestra izquierda 🌲. Al menos cuando fuimos nosotros tenía bastante resina en el tronco, por eso lo bautizamos como el árbol resinoso 🤣. Justo enfrente suyo está el caminito que lleva a Castro Candaz 👌.

¡Allá vamos castro!
Vamos a meternos en la mochila, que esta bajada se las trae

Alucinando con Castro Candaz

Ahora que ya hemos encontrado el camino empezamos el descenso 🤠. Eso sí, si vas en otoño y en época de lluvias 🌧️, como nosotros, ten cuidado porque el camino resbala un poquito y no queremos que te caigas 🙏. No es peligroso, solo tienes que tener cuidadito. Al final de ese caminito ya estarás caminando sobre un montón de piedras que tiene formas como de muritos. Quizá algunas de ellas también han salido del castro 🤓.

Esa península de ahí delante es Castro Candaz
Pues nos hemos olvidado de la barca…

Como ves, nosotros no tuvimos suerte del todo ninguna de las 2 veces que fuimos y las aguas del embalse de Belesar estaban un poquito altas para dejarnos pasar hasta el castro 😢. En realidad solo se puede pasar hasta él a pie cuando el embalse se encuentra por debajo del 25% de su capacidad. Pero aun así nos pareció alucinante ver cómo este castro sale de las aguas. Y también disfrutar de sus alrededores 🔝.

Este castro está en un sitio muy chulo
Escuchando el sonido del agua

Castro Candaz está situado en la desembocadura de los ríos Lama y Enviande en el Miño 🏞️, por el camino también vimos alguna cascadita de lo más chula 😍. Lo que podemos ver en la actualidad, cuando emerge de las aguas, son los restos de un poblado castrexo y una fortaleza medieval en una pequeña península rodeada por el Miño

Precisamente, una de las cosas curiosas de Castro Candaz es su ubicación 📍. Se encuentra en un lugar con una visibilidad limitada y bastante lejos de cualquier núcleo de población 🤓. Si te fijas bien tiene una forma de monte cónico 🗻, rodeado de agua por tres de sus lados. Solo uno de ellos estaba unido a tierra por el poniente, el único lado que dejaban libre las aguas 💦.

Eso de ahí detrás es Castro Candaz
A ver quien conquista este castro

Si las aguas nos hubieran permitido pasar hasta el castro, después del lugar de acceso nos habríamos encontrado tres mesetas que cumplieron la función de defensa natural ante posibles invasiones ⚔️. De hecho, se cree que el castro fue inexpugnable, ya que uno de los restos de las murallas que apareció medía 2,10 metros de altura 😲. A principios del siglo se conservaban dos paredes del antiguo castillo 🏰, que formando un ángulo recto medía 1,88 metros de ancho y 5 metros de largo 🤓.

Un poquito de historia de Castro Candaz

Mirando ese castro tan chulo ahí delante de nosotros nos preguntamos, y… ¿quién construyó Castro Candaz? 🙄 Pues resulta que lo mandó construir un cónsul romano 🧱, Lucio Cambero, que estaba destinado en Lugo y se retiró a este lugar cuando las tribus indígenas lo derrotaron.

Castro Candaz era un sitio muy seguro. Su situación era estratégica, estaba muy apartado de otros poblados y, como ya te hemos contado, solo tenía un acceso por tierra.

¡Halaaaa, qué curioso! 😮😮

Se cree que Castro Candaz contó con una fortaleza durante la Edad Media. Las Revueltas Irmandiñas se la cargaron en el siglo XV (entre los años 1467 y 1469) y la familia Taboada la reconstruyó en 1474 🏗️. Al menos, en ese año le mandaron una carta al obispo de Lugo 📃 pidiéndole que le dejaran construir aquí una ermita para poder ir a misa sin alejarse de su fortificación 🤓. Cuando las aguas del embalse bajan lo suficiente todavía se pueden ver parte de los cimientos y muros de su estructura.

Leyendas sobre Castro Candaz

Un sitio como este en plena Galicia no podía estar exento de leyendas, ¿no crees? 😊 Nosotros lo teníamos muy claro, y por eso nos pusimos a investigar jeje 🔎.

El castro que no consiguieron conquistar los vikingos

¿Sabías que el Castro de Candaz fue la única fortaleza que hizo frente a los vikingos durante sus primeras invasiones? 😮 Al menos es lo que dice una de las leyendas que habla sobre este lugar 📜. Esa invasión se habría producido durante el reinado de Ramiro I de Asturias. Los vikingos habrían arrasado Chantada 🔥 y obligado a los nobles de la villa a refugiarse en Castro Candaz, que en ese momento pertenecía a la familia de los Erice, donde habrían resistido hasta que llegaron las tropas del rey Ramiro ⚔️, que por supuesto vencieron. Por lo visto, en honor a esa victoria, a este lugar se le llamó Camporramiro 🤓.

Hemos descubierto un castro muy chulo en la Ribeira Sacra
¿Crees que llegaremos de un salto?

El castro de los tesoros ocultos

También se cree que en el interior del asentamiento hay tesoros ocultos 💰. Por lo visto habría dos entradas subterráneas a la fortaleza pero ahora están inundadas así que no pudimos cotillear para ver si los encontrábamos 👀. Así que nos toca quedarnos con las ganas de saber si es una leyenda o ese tesoro oculto existe de verdad.

La visita a Castro Candaz llega a su fin

Además de ver el castro y quedarte pensando si las leyendas son o no ciertas, también puedes ver las paredes de las viñas que el embalse de Belesar también se llevó por delante 🍇. Se cree que las piedras de la fortaleza se reaprovecharon para la construcción de los bancales de viñedos 😕. Pero esto todavía no se ha podido comprobar.

Posando entre piedras para que no te pierdas el paisaje
Ya sabes que somos muy de escalar

Después de estar un buen ratito disfrutando de este paisaje, que por cierto, lo vimos solitos 😎, ahora toca volver cuesta arriba 😓. Sí, hemos dicho cuesta arriba, pero no te preocupes, que es un trocito de nada. La verdad es que disfrutando de los paisajes de las viñas de la Ribeira Sacra se hace mucho menos duro jeje.

La Ribeira Sacra tiene paisajes de lo más chulos
Los colores de la Ribeira Sacra en otoño son espectaculares

La verdad es que nos alegró y nos puso tristes conocer este lugar, porque nos pareció un conjunto arqueológico de gran valor y nos da mucha penita que la presa de Belesar lo inunde cada dos por tres 😕. A nosotros nos encantaría que se pudieran excavar sus restos ⛏️ y descubrir si esos secretos ocultos que se cree que guarda, existen 🤫.

Castro Candaz es una de esas joyas que guardan los pueblecitos menos conocidos de España y que a nosotros nos encanta poner en valor desde nuestro blog 💪. Por eso tenemos una sección especial que te recomendamos que visites si quieres descubrir los secretos mejor guardados de la España Vaciada, en la que alucinarás con la cantidad de cosas que puedes ver en los pueblos menos famosos de nuestro país 😍.

Información importante: ¿cuándo se puede ver Castro Candaz?

Recuerda que, como ya te hemos dicho, Castro Candaz no siempre se puede ver 👁️. Solo cuando el río está bajo y le permite asomar sobre sus aguas 💧. Generalmente, esto suele coincidir con finales del verano 🌞, porque hay menos lluvias. Además, en esta época, la central también suele bajar el nivel de las aguas del embalse 🤓.

En 2021 Castro Candaz ha emergido de las aguas en el mes de agosto, antes que nunca
¡Ya falta menos para llegar hasta él!

En estos momentos (agosto de 2021) ha vuelto a resurgir entre las aguas. Así que si no cambian los niveles del embalse tendrás suerte y podrás verlo durante el mes de agosto 😊. Esto no es habitual, suele empezar a verse a partir de septiembre, pero en 2021 ha decidido asomar antes su cabecita. Así que si estás por la zona de la Ribeira Sacra es un plan que deberías añadir a tu lista de sitios por visitar.

Lo más difícil de conseguir es pasar a pie hasta el castro. Esto solo ocurre en contadas ocasiones, como en periodos de sequía muy fuerte. Date cuenta de que para que se pueda pasar a pie hasta el promontorio, el embalse de Belesar tiene que estar al 25% de su capacidad 😜. Nosotros fuimos en otoño y no pudimos cruzar hasta el castro 🍂. Aunque la verdad es que solo ver cómo el castro surge de las profundidades del embalse es un espectáculo que ya merece la pena 😍.

¿Cómo llegar hasta Castro Candaz?

Para llegar hasta el Castro de Candaz lo mejor es ir hasta Chantada, a unos 10 kilómetros de distancia. Desde allí cogemos la carretera N-540 en dirección a Taboada y en el kilómetro 48 giramos a la derecha en dirección a Paracostoria ➡️.

Unos 800 metros más adelante llegaremos al crucero de Mosteiro, este es el primer punto en el que podemos dejar el coche 🅿. De hecho, cuando hay mucha afluencia de vehículos cortan la carretera y hay que dejar el coche aquí ⛔. Si no está cortado podemos seguir hasta la aldea de Xillán, desde donde, como ya te hemos contado, lo mejor es continuar a pie 🚶.

¿Qué ver cerca de Castro Candaz?

Castro Candaz está en plena Ribeira Sacra, un lugar plagado de cosas chulas que ver 😍. Nosotros vamos varias semanas todos los años y seguimos descubriendo cosas nuevas 😊. Si te gusta descubrir los tesoros ocultos que salen a la luz cuando el nivel del embalse de Belesar baja, también puedes acercarte a Portomarín, donde podrás ver los restos del antiguo poblado 👀. Castro Candaz está muy cerca de Chantada, un sitio estupendo para pasar la tarde y picar algo en alguno de sus restaurantes 😋.

Si no lo conoces, también te recomendamos que te acerques hasta Belesar, donde además de dar un paseíto por un pueblo muy chulo puedes coger un catamarán por los cañones del Miño 🚤 o incluso ir a la playa en la Playa fluvial da Cova 🏖️.

2 Minions recién llegados a Belesar
Belesar es uno de nuestros rincones favoritos de la Ribeira Sacra

Si quieres hacer una ruta de turismo etnológico estás en el lugar adecuado amigui 🍷, porque en la Ribeira Sacra hay unos vinos de lo más ricos 😋. Nosotros conocemos las Bodegas Moure, que tienen unas vistas chulísimas al Cabo do Mundo 🤩, las de Vía Romana o Regina Viarum. Pero estamos seguros de que cualquiera a la que vayas será una apuesta segura 👍.

Si quieres seguir flipando con los paisajes de la Ribeira Sacra, te recomendamos que hagas una ruta en coche por los miradores de los Cañones del Miño 👀 o por los miradores de los Cañones del Sil y que te pierdas por alguno de sus monasterios ⛪. Muy cerquita de Castro Candaz está el Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Miño, que también es una verdadera chulada 😊 o la Iglesia de Santa María de Nogueira, que tiene unas pinturas murales flipantes, fíjate si molan que la llaman la Capilla Sixtina de la Ribeira Sacra.

MiniOnDescuentos

¿Quieres ahorrar un dinerillo 💰 en tus viajes? Seguro que sí, ¿verdad? 😊

Siempre que viajas 🚗🚃🚌🛫🚢 es recomendable tener un seguro de viajes por todo lo que pueda pasar: cancelaciones 👎, pérdida de equipajes 🧳, enfermedades 🤒, accidentes 🤕, etc. Hay un montón de cosas que nos pueden ocurrir. Para que viajes sin preocupaciones, te ofrecemos un 20% de descuento en tu seguro de viajes con INTERMUNDIAL. Solo tienes que hacer click en este enlace y ya lo tendrás aplicado 😎. O si lo prefieres, desde la propia web de INTERMUNDIAL usando el código MINIONTOUR al contratar tu seguro.

Código ético

Contratando el seguro con nuestro código nos ayudas 😊 a seguir descubriéndote rincones chulos 😍 y enseñándotelos, ya que nos llevamos un porcentaje de la venta 👌. Si tienes cualquier duda, escríbenos 📝 desde la sección contacto.